brunch-


A medio camino entre el desayuno y la comida. El brunch es la mejor forma de empezar un día de fiesta. Te contamos algunas pistas para organizarlo en casa.

Combina ingredientes dulces con salados

Los imprescindibles son pan, queso, embutido, fruta, bollería, huevos y zumos naturales. Además, cada anfitrión puede aportar su toque particular para sorprender a los invitados.

Algunas propuestas de brunch para golosos, bizcocho con queso y arándanos, brochetas de frutas, muffins de chocolate, bizcocho de plátano con queso crema o gazpacho de cerezas con queso crema.

Y en cuanto a ideas para platos salados os recomendamos la receta de la Quiche Lorraine , el cilindro de salmón con pistachos y peras caramelizadas o galletas saladas.

Juega con los colores 

El brunch es una comida que entra por los ojos así que es fundamental que cuidemos la disposición de colores en nuestra mesa. Lo ideal es presentar todo de una forma tan atractiva que los comensales vayan picando de forma desordenada. El objetivo de esta comida no es pegarse un atracón sino ir abriendo los sentidos. Una buena idea es decorar la mesa con jarrones o centros de flores. Los invitados tienen que sentirse a gusto y en un ambiente distendido.

¡Fundamental! Huevos benedictinos 

Dedicamos un apartado especial a los huevos escalfados. Su preparación depende mucho del cocinero pero consiste en poner agua con unas gotas de vinagre. Cuando rompa a hervir, dejamos caer suavemente el huevo sin cáscara. Esperamos 2-3 minutos hasta que la clara cuaje y cubra la yema. Lo sacaremos con muchísimo cuidado con la ayuda de una espumadera. Es muy importante hacer los huevos uno a uno y repetir la operación cuantas veces sea necesario.

En el siguiente vídeo, Mario Sandoval nos cuenta cómo preparar salsa Holandesa, el complemento perfecto a unos huevos escalfados. Podremos presentar el plato con pan y bacon.

 

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.