huerto septiembre


Natalia Berger

Con la vuelta al cole, la rentrée a la rutina y el arranque de un nuevo invierno con las pilas recién cargadas, merece la pena dedicar un momento a plantearnos cómo queremos que sea esa nueva rutina. Nosotros, desde Naturarla, hemos decidido empezar nuestro pequeño huerto y queremos invitaros a todos aquellos que todavía no tenéis el vuestro a que nos acompañéis en este interesante viaje. Nuestra propuesta es sencilla: cada mes vamos a ir repasando los distintos productos que podemos sembrar y los requisitos de cada uno, además de dar algún consejo básico. De ese modo cada uno decidirá cómo llevar su propio huertito en función de las posibilidad. ¿Qué dices? ¿Te apuntas?

El consejo del mes

Como ocurre con todas las empresas, los primeros pasitos son los más difíciles. La mayoría estamos llenos de dudas y el reto de resolverlas se plantea complicado. Pero, como se suele decir, todo es ponerse y lo que vamos a hacer es empezar por resolver las dudas más básicas, el ABC del huerto urbano.

  1. La elección del espacio: algunos tienen amplias terrazas y otros un terrenito perfecto para la ocasión, en esos casos la respuesta está clara. Aunque no sea tu caso, no debes abandonar: te sorprenderá saber las ingeniosas soluciones que existen para huertos en los rincones más insospechados. En la red podéis encontrar ejemplos de huertos urbanos verticales construidos en pequeños balcones, invernaderos sobre el mármol de la cocina, huertos que cuelgan del marco de una ventana… cuando hay imaginación, ¡querer es poder!

  2. Elige el recipiente: No es lo mismo un huerto en tierra que en maceta o en mesa de cultivo. Los cuidados serán distintos y las posibilidades también distintas, merece la pena dedicar un tiempo a curiosear las distintas posibilidades en la red y apostar por la que más se adapte a nuestras necesidades y posibilidades.

  3. Verifica la disponibilidad de luz: algunas plantas necesitan mucho sol y otras más bien disfrutan del entorno “sol-sombra”, pero son necesarias al menos 2 horas de sol diarias para que una planta pueda crecer.

  4. Escoger las especies adecuadas: la elección, la combinación y la rotación de cultivos son cosas que terminarás por dominar si te conviertes en aficionad@ al huerto pero de momento es mejor empezar por una o dos plantas fáciles de cuidar. Las hierbas o las hortalizas de hoja, como por ejemplo la espinaca, requieren menos cuidados que las plantas con fruto, pueden ser más apropiadas para un principiante.

  5. Organización: Infórmate bien de las necesidades de las plantas que has elegido y establece rutinas diarias y tareas mensuales. Si hace falta pide asesoramiento sobre el tipo de tierra, la cantidad de agua etc. Existen aplicaciones que te ayudan con eso.

  6. Observa tus plantas todos los días, verás como lentamente aprendes a entender las cosas que te cuentan.

Qué puedes plantar este septiembre

El refranero popular dice algo como “Si quieres tener buenas sementeras, por San Mateo (21) haz las primeras” y “Por San Mateo siembran locos y cuerdos”, aunque también dice “Si sembrar quieres, hasta San Vicente (27) no sudes la frente”. Lo que está claro es que la última semana de septiembre es la buena. Sólo nos falta saber qué queremos plantar. Nosotros hemos preparado esta tabla en pdf con todas las hortalizas que puedes plantar este mes, junto con sus requisitos y cuidados, para que decidas qué hacer antes de que llegue San Mateo:

que plantar en septiembre

 

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.