jardín primavera cuidados


Natalia Berger

Abril es ese momento del año en que todos tenemos hirviendo bajo la piel esa necesidad de dejar atrás el invierno definitivamente y consagrarnos de nuevo al sol, guardar la colcha de invierno, cambiar el armario, abrir las ventanas… y si además te gustan las plantas, retomar tu afición y devolver a tu hogar la alegría de la vegetación. Nosotros hemos querido hablar con Mariano, nuestro jardinero de confianza, para que nos dé algunos consejos básicos para que nuestras plantas luzcan atractivas esta primavera. ¡Es el momento de dar vida a ese balcón!

El mes de abril es el momento de la puesta a punto de jardines y terrazas ¿Cuales son las tareas principales que debemos tener en cuenta?
Lo primero, si todavía no hemos podado, podar. También es el momento de abonar y de realizar los primeros tratamientos fitosanitarios, con insecticida y fungicida. Y claro, seleccionar las variedades de temporada que queramos y empezar a preparar el semillero si queremos sembrar.

Empecemos por el abono, los hay de diversos tipos y distintos nutrientes ¿Qué tipo de abono podemos aconsejar a nuestros lectores?
Para mi el mejor de los abonos es el humus de lombriz. Es el más completo, completamente ecológico, no tiene problema de dosificación y guarda una relación calidad/precio muy buena.

Algunas personas emplean trucos caseros para aportar nutrientes a la tierra, como usar el agua de cocción de las verduras o el agua sucia de los acuarios ¿Es eso correcto?
Ahí hay que tener mucho cuidado. Es cierto que se puede aprovechar, por ejemplo, el poso del café o el caldo de las verduras. Pero con todo aquello que contenga estiércol nos arriesgamos a la transmisión de enfermedades, es mejor evitarlo. Especialmente si cultivamos algo que será para el consumo, como hortalizas o plantas aromáticas.

Comentábamos antes que es el momento de elegir las plantas que queremos lucir esta primavera-verano. ¿Dividiríamos esa elección entre las plantas que van a estar a pleno sol y las que van a disfrutar de sombra y frescor?
Yo haría una división previa: las plantas que queremos conservar para todo el año, como un “fondo de armario”, y las visitantes temporales que podemos cambiar cada temporada. Entre las primeras tenemos plantas preciosas como los rosales, las azaleas o las fucsias. En cuanto a las temporales, quizá tajete, petunias, verbenas… A partir de ahí, según el clima de la ciudad, la orientación de la terraza y las horas de luz que reciba, serán más apropiadas unas plantas u otras.

¿Qué podemos recomendar a aquellos que quieren animarse con su pequeño huerto urbano?
Lo mismo. Es el momento de ponerse con los semilleros, ahora se pueden sembrar todo tipo de aromáticas, tomatitos, pimientos…

Pasemos al tema de las plagas, con tanta lluvia y la subida de temperaturas pronto empezaremos a tener problemas con las plantas ¿Qué podemos hacer?
Prevenir. Es importantísimo hacer tratamientos antes de la aparición del problema y ahora es el momento. Lo mejor es usar un insecticida de carácter general, una vez por semana durante tres semanas, siempre mejor por la tarde/noche.

Antes hemos mencionado también el fungicida…
Lo mismo, seguimos exactamente el mismo procedimiento, una vez por semana durante tres semanas.

¿Qué podemos comentar de las plantas de interior? ¿Necesitan también una puesta a punto?
Por supuesto. Después del periodo invernal agradecerán una buena poda y un cambio de maceta, que se debe realizar en el mismo momento de la poda. Cuando cambiamos una planta de maceta es importante deshacer el cepellón: con los dedos rompemos un poco para quitarle a la tierra la forma rígida de la maceta y que las raíces puedan expandirse.

¿Y qué podemos decir del césped? ¿Qué cuidados necesita el césped en esta época del año?
Yo siempre digo que tener césped en este país es un acto de fe. De Valladolid para arriba está bien, pero si no es muy poco ecológico y muy difícil de mantener. Simplemente no es natural. Existen otras formas de tener un jardín alegre y con vida, por ejemplo usando plantas más rústicas y que requieren menos agua, como romero, santolina,tomillo, lavanda… todo aquello que es autóctono nuestro. Hay jardines muy bonitos con piedra o incluso con césped artificial.
Pero, respondiendo a tu pregunta, para aquellos que vivan en zonas húmedas o decidan tener césped a pesar de todo… lo primero es cortarlo bien bajo. Luego podemos retirar las gramas y las malas hierbas, semillar las calvas que pueda haber, abonar con humus de lombriz y darle un buen regado. Y por supuesto aplicar herbicida, como hemos comentado.

Para ir finalizando… ¿qué errores son los más habituales cuando no se tiene mucha experiencia con las plantas?
El exceso de riego, sin duda. Cuando las hojas se ponen amarillentas suele ser exceso de riego, ya que tanta agua hace que las raíces se pudran. El exceso de abono también es negativo y vuelve las hojas oscuras. Otros errores habituales son regar con sol o tener miedo de podar, las podas deben ser generosas. A otro nivel también es bueno mencionar que debemos evitar los abonos con exceso de nitratos. Ese tipo de abonos se usa mucho porque hacen crecer a la planta rápidamente, pero es un crecimiento en falso y la planta se debilita.

¿Algún otro consejo que quiera darle a nuestros lectores de cara al cuidado de sus plantas estos días?
Pues les diría que a partir de ahora y hasta que termine el verano es aconsejable dejar reposar el agua antes de regar, ya que la cantidad de cloro en el agua es más alta durante estos meses y no es bueno para las plantas. Si dejamos el agua reposar durante 24/48 horas, el cloro se evaporará.

Bueno Mariano, muchas gracias por atendernos. ¡Estamos seguros de que nuestros lectores agradecerán los consejos!
De nada, ¡ha sido un placer! ¡Aquí estoy a vuestra disposición para cuando me necesitéis!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.