Etiquetas ecológicas


Penelope Coronado

Como consumidores muchas veces nos preguntamos el origen de los productos y envases que adquirimos, de qué tipo de material están hechos, si son o no reciclables. Al adquirir, por ejemplo, un electrodoméstico, si somos consumidores responsables, nos va a interesar saber si es energéticamente eficiente. No siempre lo tenemos muy claro, por eso en Naturarla, para entender mejor las etiquetas ecológicas, queremos explicar en qué consisten algunos de estos símbolos y siglas que nos darán información sobre el producto que tenemos entre las manos y su mayor o menor impacto para el medioambiente.

Los símbolos del reciclaje

simbolo reciclajeSeguramente os resulte muy familiar este símbolo. Es el símbolo internacional del reciclaje. Cuando lo encontramos en un producto significa que los materiales empleados bien en ese producto bien en su envase pueden ser reciclables. Su origen es bastante curioso, ya que nació a raíz de un concurso de diseño organizado en 1970 para celebrar el primer Día de la Tierra. De entre las quinientas propuestas presentadas, la ganadora fue la propuesta de Gary Anderson que, inspirada en la obra de Escher Banda de Moebius, resume las tres ideas básicas del reciclaje: reducir, reutilizar, reciclar.

 

punto verde
Este icono es el punto verde. Cuando lo encontremos en un envase nos indicará que la empresa fabricante cumple con la Ley de Residuos. Lo habitual es encontrar este símbolo en envases de plástico, metálicos, los de tipo brik, los vidrios o el papel y cartón. Con este icono se garantiza el posterior reciclado sostenible de este tipo de envases que son de uso muy frecuente.

 

simbolo papelera
Este símbolo con una figura humana depositando un residuo en una papelera se denomina Tidyman. Lo encontramos en casi todos los productos, y con él se intenta responsabilizar al consumidor para que deposite en un lugar correcto el residuo, envase o caja del que tenga que deshacerse.

 

Símbolos para denominar los tipos de plástico

simbolos plasticos Esta imagen resume los distintos tipos de plástico que encontraremos en envases, bolsas y otros productos fabricados con este material. Conocer la variedad de plástico que tenemos delante nos permitirá tener más información sobre la vida de ese producto, ya que en función de cuál sea su composición, podrá tener más o menos empleos tras su reciclaje.

El PET o PETE es un plástico que se utiliza en la producción de envases de alimentos. Al reciclarse, obtiene múltiples usos como la fabricación de piezas para automoción, muebles, fibras para prendas de vestir, o volver a convertirse en envase para alimentos o bebidas.

El HDPE es un plástico muy resistente y versátil que sirve tanto para envasar alimentos como la leche, el aceite, los zumos y el agua, e incluso para envasar detergentes y productos de limpieza. También se emplea para fabricar bolsas de basura o las bolsas del supermercado. Tras su reciclaje, puede tener una segunda vida convertido en tubos, o de nuevo como envases de limpieza o alimentación.

Esta V sirve para denominar al PVC, un plástico de uso muy frecuente que encontramos en ventanas, tuberías, cables, pavimentos y también en productos como el calzado e incluso en juguetes. Aunque su reciclaje es más complejo, ya que ante determinadas reacciones se corre el riesgo de emitir sustancias tóxicas, este plástico puede tener una segunda vida transformado en tubos, mangueras, revestimientos de paredes, suelas de calzados o artículos para la industria del automóvil.

Con la variedad de plástico denominada LDPE se fabrican botellas, bolsas e incluso muebles. Al reciclarse sirve para fabricar tuberías, papeleras o paneles. La variedad PP suele servir para envasar productos calientes, y tras su reciclado puede convertirse en, por ejemplo, escobas y cepillos o cables de batería. Cuando veamos el icono PS debemos de saber que se trata de es un plástico difícil de reciclar, ya que en el proceso de reciclado se pueden desprender toxinas. Y el icono Otros nos indicará que estamos ante un plástico que no pertenece a ninguno de los anteriores grupos y que puede servir para fabricar desde botellas de plástico a objetos como gafas de sol, MP3, DVD o componentes para ordenadores.

 

Algunas siglas sobre ecología

RRR. Estas tres letras significan Reducir, Reciclar y Reutilizar, que son las tres claves de la sostenibilidad. Porque es importante, en primer lugar, disminuir al máximo el volumen de residuos que generamos. En segundo lugar, es necesario tratar de depositar los residuos que generamos en los contenedores adecuados para fomentar el reciclaje. Y, en tercer lugar, hemos de intentar utilizar bolsas, envases y otros residuos el mayor número de veces posible.

ECO-FRIENDLY. Significa “amigo de la ecología” y se emplea para describir los bienes, servicios, leyes y políticas que respetan el medioambiente.

E-BASURA. Los ordenadores, los móviles, los equipos de música, los televisores y en general los aparatos electrónicos son un tipo de basura especial que debe depositarse en puntos limpios para su reciclaje. Podéis encontrar información a través de internet para saber cuál es el punto limpio que tenéis más cercano. Es un gesto importante para ser responsables con el medioambiente.

FAIR TRADE. El Comercio Justo es un sistema comercial alternativo que garantiza que los productos que adquirimos se han fabricado bajo condiciones laborales justas e igualitarias, respetando el medio ambiente y evitando la sobreexplotación de los recursos naturales.

 

El etiquetado energético

etiqueta eficiencia energetica A la hora de comprar un nuevo electrodoméstico, ya sea una lavadora, un frigorífico, una lavaplatos o un aire acondicionado, tenemos la posibilidad de conocer en detalle la información sobre su eficiencia energética, gracias a esta etiqueta que deberá acompañar al producto. Hay siete categorías, de la ‘A’ a la ‘G’, identificadas por un color que va del verde al rojo. Los electrodomésticos con la etiqueta A consumen energía de forma más eficiente, y los que llevan la letra G son los que, haciendo lo mismo, consumen más energía.

Seguramente a la hora de realizar esta clase de gasto nos planteemos si merece la pena gastarse más, ya que los productos de mayor eficiencia energética tienen un mayor coste. Debemos pensar que, a medio y largo plazo, los electrodomésticos más baratos pueden resultar caros si no se tiene en cuenta cuál es su consumo energético. A la larga, y aunque el precio sea mayor en un principio, compensaremos esta inversión, ya que la diferencia de precio se amortizará al cabo de los años gracias al menor consumo de los aparatos energéticamente más eficientes.

3 Comentarios
  1. maria

    Información muy interesante, pero creo que a los embalajes les falta (con excepciones), información sobre el contenedor donde se debe depositar. A mi me entran dudas con una serie de envoltorios que no se bien si son de papel o plástico, por lo que no se donde depositarlos. Hace poco he visto un envoltorio de esos con el icono del contenedor amarillo (bien!!!), por lo que me hizo reflexionar al respecto.

    • Penélope Coronado

      Gracias por tu aportación María. Efectivamente, cuando los consumidores queremos ser responsables y separamos envases en casa, para su posterior reciclaje, nos entran muchas dudas. Debería haber una mayor correlación entre las indicaciones de los fabricantes en materia de reciclaje y las políticas locales sobre tipos de contenedores que tenemos a nuestra disposición. No siempre es fácil porque, como dices, muchos envoltorios mezclan papel y plástico. Por eso es imprescindible tener la información adecuada, que es lo que tratamos de ofreceros desde Naturarla. Nos alegra que puedan encontrarse productos que ya indiquen en qué contenedor han de depositarse una vez consumidos. Esto es una ventaja para los consumidores responsabilizados con el reciclaje, y esperemos que cunda el ejemplo.

      En cualquier caso, mientras esperamos a que los productos traigan más indicaciones, nosotros vamos a continuar tratando el tema del reciclaje, para facilitaros la tarea. Próximamente hablaremos de todos esos productos que nos producen dudas.

      ¡Un saludo!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.