licuadora

Un zumo es un concentrado de todos los nutrientes que aporta una o varias frutas. Adquirir el hábito de tomar zumos a diario tiene efectos tan beneficiosos sobre la salud que día a día podemos observar sus manifestaciones externas: una buena salud se refleja en el pelo, en la piel, en la vista… Hoy te damos algunos consejos para que disfrutes de tus zumos en casa:

La importancia de los zumos naturales

El zumo envasado es más cómodo, limpio y económico. Si embargo en el aspecto nutricional la batalla está perdida de antemano. Los zumos conservan sus propiedades intactas por un tiempo muy limitado, por lo que es imprescindible consumirlos en el momento de exprimirlos. El poder antioxidante de un zumo envasado no puede competir con las vitaminas y enzimas recién extraídas de la fruta.

¿Conoces la diferencia entre una batidora y una licuadora?

La primera convertirá toda la fruta en puré, mientras que la segunda separará la fibra del líquido. Esto elimina un paso del proceso digestivo, consiguiendo que nuestro cuerpo reciba la máxima cantidad de nutrientes de forma rápida. Con una licuadora podrás extraer la esencia de todo tipo de frutas y verduras y combinarla en originales cócteles.

¿Cuándo tomo mi zumo?

El zumo debe tomarse en ayunas o media hora antes de la comida, pero sobretodo debe tomarse recién exprimido porque rápidamente pierde sus vitaminas. Si deseas tomar el zumo fresco no lo guardes en el frigorífico, mejor guarda las frutas ahí.

Practica la zumoterapia

Aprender sobre las propiedades de cada fruta quizá no evitará que dejes de visitar al médico, pero sí puede ser una herramienta muy útil para combatir pequeñas dolencias cotidianas sin recurrir a los fármacos y, a la larga, ¡es posible que realmente acudas menos a los hospitales! Sabemos, por ejemplo, que la piña o el jengibre tienen propiedades antiinflamatorias o el apio puede combatir el asma. Poco a poco aprendemos a combinarlos para crear cócteles naturales de vitaminas, enzimas y minerales con los que refrescarnos y, de paso, sentirnos mejor.

Combina frutas y verduras

Como hemos dicho, una licuadora separa la fibra del líquido. Eso significa que extraerá el jugo de cualquier vegetal: la lechuga, la remolacha, la menta, el repollo, los dátiles, el jengibre… todos los vegetales pueden llegar a formar parte de un zumo, aportando sabores y nutrientes distintos. La forma de combinarlos sólo tendrá que ver con tu gusto particular o los beneficios que busques en el zumo.

¿Tomar zumo todos los días?

Puede parecer complicado pero es una cuestión de costumbre. Nuestro consejo es que compres grandes cantidades de fruta y verdura de distintos tipos y cada día combines algunas para hacer tu zumo, ¡verás como en pocas semanas no podrás pasar sin tu zumo diario!

3 Comentarios
  1. marianela

    Hola, yo he puesto una licuadora en mi vida ¡y estoy encantada!
    ¡Me he vuelto zumo-adicta!
    A mi me gusta la mezcla de varias frutas/hortalizas que combina gustos dulces y ácidos, además de tener la ventaja de poder aprovechar todo lo que tengo disponible en ese momento.
    Para beber el zumo fresquito, una buena idea es mezcarlo con hielo granizado.
    Y un consejito: un trocito de la pulpa del limón potencia el gusto de cualquier zumo!.

    • Naturarla

      Hola Marianela, ya eres del Club de la licuadora, jejeje. Muchas gracias por tus consejos, los tendremos en cuenta para nuestros zumos.

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.