prepárate para el invierno


El otoño ha sido sutil en su llegada este año, pero a pesar de que las temperaturas aún no sean bajas todos los indicativos están ahí: las sombras largas, los días, cortos, los abrigos en los escaparates… El otoño está con nosotros y nos quiere advertir de la inminente llegada del invierno. Es el momento de preguntarse ¿está mi casa preparada para el invierno? ¿y mis defensas? ¿pasaré un invierno sin gripes ni resfriados? ¿qué más cosas debo tener en cuenta? Se suele decir que “hombre prevenido vale por dos” y nuestra propuesta de esta semana quiere duplicar nuestro valor. Esta semana nos encargaremos de que el invierno no nos pille por sorpresa.

Un hogar acogedor

Empecemos por un tema fundamental: nuestro hogar. Cuando llega el invierno todos deseamos un hogar acogedor en el que poder recogernos y dejar fuera el frío, pero ese deseo choca de bruces con la necesidad económica y ecológica de reducir el gasto energético. Por eso resulta fundamental en esta época del año asegurarnos la mayor eficiencia energética en nuestro hogar. ¿Sabías que una casa bien aislada puede ahorrar entre un 50% y un 90% en calefacción? Es hora de observar nuestra casa, localizar todos sus puntos flacos y poner solución cuanto antes. En este antiguo post te damos algunas ideas para que cubras todas las posibles pérdidas de calor en tu hogar. También es un buen momento para revisar el sistema de calefacción: hacer una revisión para comprobar que esté en perfecto estado, comprobar que las tarifas contratadas sean las correctas y que el sistema sea el óptimo para el espacio que necesitas mantener caliente.

La dieta

Otro asunto que no podemos dejar de lado bajo ningún concepto es la dieta. Lo primero que necesitamos es ponerle las pilas a nuestro sistema inmunológico: es tiempo de desayunar con cítricos y miel, de añadir a nuestra dieta el ajo, los frutos secos y las verduras de invierno, como col, brócoli, pimiento… En este antiguo post puedes consultar la dieta ideal para prevenir gripes y resfriados en invierno. También está bien estos días ir revisando la despensa, ya que lentamente iremos introduciendo en la dieta todos esos alimentos que nos ayudan a soportar mejor el frío.

Felices en invierno

Por último pero, como se suele decir, no menos importante, debemos tener en cuenta nuestro estado de ánimo. Muchas personas tienen tendencia a sentirse decaídas y faltas de energía en invierno. Igual que ocurre con los resfriados, unas simples precauciones pueden evitar que eso ocurra o que ocurra en menor medida. Lo primero que hay que tener en cuenta es que la disminución de horas de luz es una de las causas fundamentales de que todo esto ocurra. Como hemos comentado en varias ocasiones, el astro rey esencial para la síntesis de la vitamina D y ésta a su vez esencial para muchas cosas, entre ellas para sentirnos felices. Es por eso que la disminución de horas de luz sienta tan mal a algunas personas y la solución es de lógica pura: aprovecha las horas más cálidas del día para sentarte un rato al sol y disfrutar de todo lo que te ofrece.

En segundo lugar debes evitar la apatía invernal, manteniéndote activo: busca un hobbie de invierno que te guste, llena tus ventanas de plantas que den alegría al otoño y elige un deporte que puedas practicar en invierno para que el frío y los días cortos no sean sinónimo de mala forma física. ¡Ya sabes que el deporte juega un papel esencial en nuestra salud y estado de ánimo!

Deja tu comentario

Para comentar tienes que estar registrado en Naturarla.