Skip to content

Toma el control de tu dieta

Toma el control de tu dieta

¿Tu dieta se ha visto afectada debido a tu ritmo de vida actual y a la falta de tiempo? ¿Has dejado de alimentarte como lo hacíamos antiguamente en casa de nuestras madres o abuelas? Si has pasado de preparar las lentejas en casa a fuego lento, a comprar las lentejas cocidas, o incluso a comprarlas ya preparadas para solo calentar, sigue leyendo. 

El razonamiento es muy lógico: si no tengo los conocimientos, ni los medios, ni el tiempo para cocinar, compro la comida preparada en el supermercado. Esto tendría sentido siempre y cuando estos alimentos procesados incluyeran exclusivamente los nutrientes que debemos aportar a nuestro organismo. Sin embargo, sentimos decir que esto no es así. Esta comida procesada contiene una serie de ingredientes que no solo no nos aportan nada, sino que son perjudiciales para nuestra salud a la larga. Este es el motivo por el que aprender a leer las etiquetas de ingredientes y de composición nutricional tiene su importancia.

Controla tu dieta

Voy a explicarlo con un ejemplo, el queso. El queso que compremos en el supermercado no debería tener ningún ingrediente adicional que no sea necesario para la obtención del queso a partir de leche. Es decir, solo debería contener leche, fermentos, cuajo y sal. No se necesitan conservantes, estabilizantes, emulgentes, saborizantes, azúcar, ni nada parecido. El queso es queso, y si necesita llevar todas esas cosas, deja de ser queso para ser un alimento ultraprocesado a evitar en nuestra alimentación.

Ya que hablo del queso, me gustaría tratar el tema de los azúcares añadidos en los alimentos. Como todos sabemos, el queso se elabora a partir de leche, y la leche contiene un nutriente que es un hidrato de carbono, del tipo disacárido (glucosa-galactosa) y, por lo tanto, en la composición nutricional debe aparecer que contiene hasta un 5% de azúcares.

¿Debemos evitar la leche porque aporte azúcar?

Esto es como si decimos que tenemos que dejar de tomar fruta porque aporta azúcar. No tiene ningún sentido y la respuesta es clara. No, no debemos dejar de tomar leche o fruta porque contienen azúcar. Y consecuentemente, como el queso como proviene de la leche, contiene una cantidad, menor, eso sí, de lactosa y lógicamente debe figurar en la composición nutricional. No es un azúcar añadido, sino que es un azúcar propio del alimento, y no por eso debemos dejar de tomarlo.

Cuando leamos etiquetas de alimentos envasados, debemos fijarnos en ambas cosas, en la lista de ingredientes y en la composición nutricional, para tratar de evitar alimentos que lleven azúcares añadidos, además de los ya sabidos conservantes y demás.

Toma el control de tu dieta

Dieta equilibrada

En conclusión, para llevar una dieta equilibrada, y tomar todos los nutrientes necesarios, debemos tomar la mayor cantidad de alimentos lo más naturales posible.

Como alimentos naturales me refiero a aquellos alimentos no procesados o mínimamente procesados, que pueden formar parte de una dieta equilibrada. Se trata así de evitar al máximo los malos procesados o ultraprocesados.

Si compramos un alimento envasado, debemos elegir sólo aquellos que contienen los ingredientes necesarios para su elaboración, sin ningún ingrediente adicional.

Quizás te interese
Flamenquines caseros
Carnes

Flamenquines caseros con Arla Cheddar

Vamos a aprender a preparar unos flamenquines caseros con carne de cerdo, jamón y queso. Se trata de una receta típica de Andalucía que no nos llevará más de media hora y de la cual obtendremos un delicioso plato ideal para cenas o para servir de segundo plato en las comidas con amigos o familiares.
¡No lo pienses más y anímate a probar esta fácil y deliciosa receta!

Torrija rellena de queso
Postres

Torrija rellena de queso, confitura de kaki y helado de turrón

Nada mejor que acompañar un desayuno con unas torrijas «que quitan el sentío», pero estas, más originales que nunca. Y es que al rellenarlas con el semicurado de Arla conseguimos que el queso se funda, con el toque salado del queso y dulce de la torrija creamos el contraste, el crujiente de los cereales, después lo acompañamos con una confitura de temporada y si es para postre…..con helado de turrón, que casi casi, ya estamos en Navidad. Vamos con la receta:

¡SUSCRÍBETE!
RECIBE NUESTRAS RECETAS ARLA