crema de remolacha

La remolacha ( Beta vulgaris ) cuyo origen está en Europa occidental y el Mediterráneo es una planta cuyas hojas y raíces se han utilizado ampliamente como fuente de alimento para humanos y animales. Sus nombres más comunes son: Remolacha, beterraga, betabel, acelga blanca, beterrada, beteraba y betarava. Es una especie de planta herbácea del género Beta dentro de la familia  de las Amaranthaceae. Originalmente, y desde la prehistoria, se han comido, primero sus hojas ( acelgas ) y posteriormente su raíz subterránea.

Beneficios de la remolacha

 

La remolacha de mesa  tiene un contenido en azúcar de aproximadamente un 3% mientras que las forrajeras alcanzan casi un 8%. Fue en el siglo XVIII cuando las sucesivas selecciones dieron como resultado la conocida como remolacha azucarera (blanca) con un contenido bastante más elevado, de entorno a un 20%.

El color de la remolacha de mesa va desde el amarillo al rojo intenso pasando por el naranja y dichos pigmentos, las betaínas, solubles en agua, tiñen toda la raíz. Existen algunas especies que se caracterizan por mostrar al corte distintos aros alternando aros pigmentados y sin pigmentar.

La remolacha también se caracteriza por su firmeza tras la cocción y esto se debe a los potentes compuestos fenólicos que refuerzan las paredes celulares. Su aroma tan particular se debe sobretodo a la geosmina, una molécula con un particular sabor terroso. Su alto contenido en azúcar ha hecho que sea utilizada y cada vez más en la elaboración de pasteles, jarabes y dulces en general.

 

remolacha-propiedades

 

Propiedades de la remolacha

 

La remolacha se caracteriza por su elevado contenido en antioxidantes. Los antioxidantes son interesantes dentro de una dieta sana y equilibrada, especialmente porque ayudan a reducir las consecuencias que los radicales libres ocasionan en nuestro organismo. Poseen un alto contenido en folatos y es rica en hierro y ácido fólico. Tampoco podemos menospreciar su contenido en fibra, lo que colabora en la prevención del estreñimiento, uno de los trastornos intestinales más comunes. Y si por algo destaca además la remolacha es por ser uno de los alimentos más ricos en vitamina C y A y sales minerales ( magnesio, potasio y calcio ),  además de aportar tan solo 41 kcal. por cada 100 g.

Pese a que el consumo de verduras y hortalizas es recomendable tanto en adultos como en bebés y niños pequeños, existe el riesgo de que estos últimos ingieran a través de dichos alimentos cantidades elevadas de nitratos. Los nitratos incrementen el riesgo de padecer metahemoglobinemia. Aunque la ingesta media de nitratos en la población infantil europea no supera los márgenes de seguridad, un análisis llevado a cabo por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) en 2010 reveló que el consumo de espinacas puede estar implicado en ciertos casos de metahemoglobinemia infantil. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) consideró en 2011 que las acelgas, debido a su notable consumo en España, también pueden suponer un riesgo para la población infantil si su ingesta es elevada.

A las recomendaciones de la AESAN, que es conveniente que conozca cualquier profesional sanitario del ámbito de la nutrición infantil, resulta prudente añadir que un elevado consumo de borraja (Borago officinalis, una hortaliza muy consumida en Navarra, La Rioja y Aragón en la elaboración de purés hechos en casa) también puede estar implicado en la metahemoglobinemia infantil. En cualquier caso, tal y como señalan tanto la EFSA como la AESAN, cuando se comparan los riesgos/beneficios de la exposición de nitratos por el consumo de verduras y hortalizas, prevalecen los efectos beneficiosos de su consumo.

Al ser la remolacha una de las hortalizas en las que los nitratos se encuentran en mayor presencia, cabe observar estas recomendaciones y considerar el consumo de este tipo de hortalizas provenientes de cultivos ecológicos. Así que sabiendo todo esto…¿cómo podemos aprovecharnos de sus beneficios?

 

Recetas con remolacha

 

Lo mejor, consumir el alimento en su forma real, sometido a un procesado mínimo como la cocción o el asado y evitar los subproductos en forma de azúcares, jarabes, colorantes, etc.

Ensalada de remolacha

Una de las formas más habituales es consumirla en ensaladas junto a otros vegetales, quesos frescos y lo mismo con cítricos y frutos secos ya que todos estos sabores se complementan a la perfección.

Sopa de remolacha

No dudéis en añadirla, rallada o en cubos  a vuestras sopas y si queréis una sopa cremosa realmente deliciosa y vistosa podéis rehogar 1 cebolla y 2 manzanas ácidas en cubos y añadir caldo vegetal o agua y triturar una vez cocinados junto a una pieza de remolacha ya cocida, os sorprenderá la combinación tan buena de sabores!

Zumo de remolacha

Aunque siempre recomendamos el consumo de las frutas y vegetales enteros y no licuados, en el caso del  zumo de remolacha podemos decir que existe literatura científica en la que se baraja la hipótesis de una mayor resistencia cardiorespiratoria y mejor recuperación asociada a la suplementación en deportistas con dicho alimento (concentrados ricos en betalainas).

Sándwich saludable

Como relleno para un sandwich de lo más saludable, un buen pan integral de fermentación lenta, queso y unos brotes de canónigos o rúculas serán el complemento perfecto para nuestra remolacha asada o cocida en rodajas.

 

recetas con remolacha

Chips de remolacha

Como parte de nuestra parrillada de verduras, el sabor de los vegetales asados con simplemente una pizca de sal marina, pimienta negra y aceite de oliva es increiblemente bueno. Si las cortamos en rodajas muy finas podemos obtener unos chips deliciosos usando el horno como único aliado.

Gazpacho

Para elaborar un gazpacho o sopa fría diferente y de color muy intenso, sustituyendo parte del tomate por remolacha cocida, un huevo duro, unos vegetales en cubitos, unas virutas de un buen jamón  o una shierbas aromáticas harán el resto.

Hummus de remolacha

Para elaborar un baba ghanoush o paté vegetal diferente. Partiendo de las remolachas asadas o peladas, únicamente añadiremos un poco de tahín o crema de sésamo, 1 diente de ajo, zumo de, limón, sal y pimienta, trituramos y tenemos un delicioso paté vegetal.
Para elaborar un hummus lleno de color sustituyendo parte de los garbanzos por remolacha cocida, perfecto para acompañar con un pan plano tostado ( tipo pita ) o crudités de verduras.

 

hummus de remolacha
Encurtidos

Encurtidas en vinagre, sal y azúcar ( o miel ) si bien estas preparaciones debido a todos estos ingredientes añadidos no deberían estar entre los que consumimos más frecuentemente.

 

Hamburguesas vegetales

Como ingrediente principal de unas fantásticas hamburguesas vegetales junto a un poco de mijo cocido, avena y verduras salteadas.

 

 

hamburguesa-remolacha

 

Postres con betabel

La remolacha se puede usar como relleno para elaborar sencillas “galettes” al horno, elaboración extremadamente fácil en la que si queremos un resultado más saludable podemos sustituir la harina blanca por harina integral y la mantequilla por aceite de oliva o coco.

 

Hojas de remolacha

Las hojas y pencas pueden ser consumidas blanqueadas, salteadas con ajo y aceite de oliva, en revueltos, tortillas y  de mil y una formas diferentes generando así el mínimo desperdicio posible.

 

remolacha-beneficios